5-acciones-para-tu-estrategia-social-media

5 Acciones para desarrollar tu estrategia de Social Media

¿Estás desarrollando una marca o negocio y no sabes cómo darle gas a tus redes sociales? O quizá… ¿Te está picando la curiosidad del marketing y te gustaría desarrollar por tu cuenta una estrategia de Social Media? Si las respuestas son sí… ¡Eso era lo que queríamos oír!

Aquí en Babuino no vamos a contarte rollos extremadamente largos y aburridos que no vas a saber poner en práctica. Aquí queremos que conozcas cuáles son los ingredientes básicos para la receta de “crear una estrategia (TOP) de social media”

Lo más importante que tienes que hacer es pararte a pensar. Sí, a pensar. Aunque hay veces que nos encantaría empezar a desarrollar acciones, lanzar campañas, diseñar creatividades…No somos nada sin pensar. Y es que, ya lo decía Descartes, pienso, luego existo. Así que si quieres existir para tus usuarios: PIENSA.

1. Definimos los objetivos: ¿Qué quiero conseguir? ¿A dónde quiero llegar?

¿Para qué estás haciendo esta estrategia de social media? Pues eso es lo que debemos conocer. Lo más importante es tener un propósito claro para poder hacer acciones que vayan en la línea conseguirlo. 

Puedes tener muchos tipos de objetivos, vamos a dejarte una lista de algunos de ellos (porque al principio siempre necesitamos un poco de inspiración):

  1. Engagement: Dicho de otra manera, mejorar el compromiso de tu comunidad. Es decir, cuando queremos que nuestro público en redes sociales interactúe más con nosotros. 
  2. Notoriedad de tu marca: Si queremos que nuestra marca sea más conocida y que empiece a posicionarse como una empresa de referencia en la cabeza de los consumidores. ¿Esto que lees te gusta? Pues ya sabes por dónde van los tiros. 
  3. Conseguir más tráfico en tu web: Si lo que buscas es utilizar las redes sociales para captar usuarios y que acaben en tu web, también necesitas acciones específicas en las RRSS. Este tipo de objetivos es muy común, ya que las redes sociales son los nuevos escaparates de las marcas. 
  4. Conseguir leads: Si necesitas clientes potenciales, y buscas algunos datos de ellos, las redes sociales te van a servir de ayuda. Gracias a ellas vas a poder tener una comunicación mucho más cercana y próxima a tu público. De esta manera lo conocerás y podrás ir afinando tus acciones en todo el plan de marketing para conquistarlo al completo y hacer un ¡match!
  5. Aumentar las ventas: Tus redes sociales pueden ayudarte a la venta. Cuando tienes un público muy fidelizado y has cuidado ese canal suele ser muy efectivo el momento de impulsar la venta. 
  6. Crear un canal de atención al cliente: Las marcas se están humanizando porque ven que es lo que realmente le gusta a los usuarios. Estos son mucho más próximos a empresas con las que se identifican y acaban prefiriendolas por encima de su competencia. De ahí que cuiden las redes sociales, también, como canal directo de atención al cliente. 

De hecho, hay algunas que les abren el perfil adrede a la parte de atención al cliente. Es decir, si tenemos una marca de pasta de dientes que se llama DientesSuperSuperBlancos, abriríamos un perfil que sería  @DientesSuperSuperBlancosAtenciónAlCliente.

Vale, nos hacemos una idea ¿no? Pues cuando ya hayas definido qué quieres conseguir con tu perfil de redes sociales, podremos seguir elaborando la estrategia. Al final esto es como cocinar una buena receta. Hay veces que tienes que trocear unos alimentos, cocer otros o freírlos. Y, si todo lo haces bien, el resultado es la panza llena ¡que no hay nada mejor que comer algo rico!

2. A quién te quieres dirigir: Público objetivo

Otra de las partes que hay que subrayar en fosforito. Esta parte es tan importante porque dependiendo de a quién te dirijas tus mensajes tendrán diferente: tono, canal, estilo, etc.

No es lo mismo ser Tinder que Funerarias González ¿Ves por dónde vamos? Pues entender a quién tienes que lanzar los mensajes es otro punto básico si quieres tener éxito con tu estrategia de Social Media. 

Una de las cosas que te puede ayudar (muchísimo) es crear tu Buyer persona. Vamos, dicho de otra manera sin tanta palabrería marketiniana significa imaginarte, con nombre y apellidos a tu potencial cliente. 

Para ello algunos trucos que te aconsejamos es que a esa persona le otorgues:

  • Nombre
  • Edad
  • Sexo
  • Gustos
  • Obligaciones
  • Nivel Socioeconómico (Cuánto gana, su puesto de trabajo)
  • Datos demográficos (Dónde vive)
  • Datos Psicológicos (Cómo es su carácter)
  • Traces lo que sería “un día en su vida” (Estilo de Vida)
  • En qué canales se mueve (Usa Spotify, Youtube, Apple Music, etc)
  • Qué redes sociales usa
  • Qué le mueve a la hora de comprar un producto

Estas son las pinceladas básicas a la hora de construir nuestro propio “Frankestein”, solo que este en vez de ser un monstruo en potencia, debe ser un likeador de todos nuestros post.

También es importante que conozcas que hay diferentes tipos de público objetivo. Imagina, hay marcas que venden productos para niños o adolescentes. Estos no pueden pagar porque no tienen dinero, pero puede que sean los que toman la decisión de estar todo el día “mamáááááá, papááááá, compradme esto”. Por eso lo dividimos en:

  • Decisor: Quien decide que el producto o servicio se va a comprar.
  • Influyente: Quien ha influido en esa decisión de comprarlo.
  • Comprador: El que realiza la transacción pagando su precio.
  • Usuario: El que disfruta de este bien o servicio.

3. Análisis actual de redes sociales

Cuando esto lo tengamos claro es importante que miremos lo que hemos hecho hasta la fecha. Si no has ni siquiera pasado por el momento de “Login”, podemos empezar desde cero. Si ya tenías cuentas registradas y has estado haciendo tus ensayo y error, también está bien y trabajaremos sobre esto. 

Nuestro consejo es que, a través de una plantilla de excel lo dividas en columnas para:

  • Red Social
  • Número de Seguidores
  • Media de Likes
  • Ratio de Engagement (Esto te lo da la propia red social con sus estadísticas cuando tienes el perfil empresa)
  • Mejores Publicaciones
  • Peores Publicaciones

De esta forma tendrás un mapa visual de cómo ha ido la estrategia que tenías hasta la fecha. Y, así puedes detectar qué cosas están funcionando y qué cosas no.

Cuando ya hayas mirado cómo estás funcionando tú y hagas ese barrido de contenido tan necesario, es hora de ver qué pasa en tu entorno. Las redes sociales nos sirven también para descubrir qué hace nuestro vecino. Como cuando es navidad y el de al lado pone un felpudo monísimo y tú decides que no solo pondrás ese felpudo navideño, también una guirnalda en la puerta.

Porque sí, está todo inventado, pero lo importante es saber adaptarlo a ti y generar contenido más creativo, único y de valor. 

Para ello puedes coger la misma plantilla de excel que has utilizado para ti y pasarles ese escáner a tus 5-10 competidores más importantes. De esta manera verás qué contenidos están siendo más valorados por un público que, probablemente, también sea el tuyo. 

¡Recuerda! No se trata de copiar. Si no se notará mucho y serás una copia barata que no destaca entre la masa. Se trata de inspirarte, ir a por lo que funciona y hacerlo tuyo con una versión mejorada ¡Eso sí que es TOP!

4. Decide qué canales vas a utilizar

No todas las redes sociales son necesarias, de verdad. Hay veces que vemos marcas que tienen cuentas en algunas redes sociales porque creen que es lo que hay que hacer. Y para nada. Mejor no tener que tenerla abandonada y que los usuarios nos busquen y se lleven una mala imagen de nosotros. 

O te imaginas un supermercado que en Madrid tiene una tienda de dos pisos, con la última tecnología y el diseño más vanguardista, pero en Barcelona su tienda tiene hasta las bombillas fundidas. No-tiene-coherencia. 

Si no sabes en base a qué deberías decidir el canal, piensa en tu público objetivo y hazte la siguiente pregunta: ¿Encontrarías allí a tu público objetivo? Si la respuesta es sí, ya lo tienes. 

Pero, vamos a darte algunas claves de para qué usan las marcas cada red social (que como habíamos dicho, un poco de inspiración siempre viene bien ¡si no de qué iba a existir Pinterest!):

  • Facebook: Es la red social más grande e importante. Es donde más se suele desarrollar la estrategia de social media porque podemos encontrar audiencias para todos los gustos. 

Además, si quieres lanzar campañas publicitarias es muy interesante que utilices Facebook, ya que su segmentación de audiencias te permite ir más allá que cualquier otro. 

  • Instagram: Muy relacionada con Facebook. Es una red social que permite segmentar muy bien por audiencias. Solemos encontrar un público más joven que Facebook y que utiliza mucho los Stories como modo de interacción con las marcas. 

El tipo de contenido que se lanza desde esta red es muy dinámico y visual. Por eso triunfan marcas de ropa que ofrecen diferentes formas de ponerse una prenda, combinaciones, trucos, etc. 

Así que si te decides por ella ¡a darle a la fotografía!

  • Twitter: Muchas veces se utiliza Twitter como canal de Atención al Cliente. Eso se debe a que es muy inmediato y que de esta red social surgen múltiples conversaciones. De hecho, puede que estén hablando de ti por ella y con una simple búsqueda puedas encontrar qué están diciendo y, a su vez, solucionando un problema de reputación, dándole soporte a tus clientes o resolviendo dudas. 

Es la red social de los hashtags así que deberás monitorizar cuales son los que más te interesan. Para ello es interesante que crees listas de hashtags. 

  • Linkedin: Es una red social más profesional. Esta red te ayudará si quieres mejorar tu Employer Branding, es decir, la forma que tienen de verte los futuros empleados de tu empresa. Pero, no solo eso. Puedes aportar contenido de valor sobre tu sector para ir mejorando la notoriedad de tu marca. 

¡Pongamos un ejemplo! Imaginate que te dedicas a crear cajas personalizadas para los packaging de las marcas. Hablar de branding, de la puesta de valor del producto, del valor añadido, etc hará que esas personas que tienen puestos importantes en empresas que pueden ser tu potencial cliente te vean como referencia y acaben contando contigo.

  • Tiktok: La red social de moda. Después de la cuarentena fue su gran ¡BOOM!  Por eso hay muchas razones por las que te decimos SÍ a Tiktok (y las tienes en nuestro instagram @babuinodigitalagency , menudo clickbait). Pero lo más importante es que hay una audiencia poco saturada, que además está en franjas de edad en torno a los 25 y más de 35 (como un 40%). Y, lo más importante, no todo es bailar.

Además, esta red social está en su fase inicial, por lo que viraliza fácilmente los contenidos sin tener que pasar por las campañas publicitarias como le pasa a instagram. 

  • Pinterest: En esta red social se puede aportar contenido de inspiración. Es decir, puedes enseñar cómo encaja tu producto en un espacio, outfit, o dar información a través de infografías. Esto es bastante interesante porque se linkea a tu sitio web y si uno de tus objetivos era atraer tráfico te va a servir de mucho. Así que no les te pase, ya que suele ser la gran olvidada de las estrategias de Social Media.

5. Genera tu contenido y a analizar

Teniendo en cuenta todo lo anterior ya podrías empezar con esa pócima secreta para el éxito de tu estrategia de Social Media. 

Habrás hecho tu tarea de investigación y tendrás algunas directrices sobre qué cosas pueden funcionar mejor en tu cuenta. Aún así, vamos a darte algunas ideas de contenido que se lleva en redes sociales. Eso sí, luego tendrás que analizarlo tú para medir los resultados.

10 Tipos de contenidos para redes sociales:

  • Memes: Este tipo de contenido saca una sonrisa a los usuarios y si le gusta se lo pasará a sus amigos, por lo que mejorará tu nivel de engagement. 
  • Frases que inspiren: Pero frases que tengan que ver con tu sector ¡Claro! Este tipo de contenido funciona porque, como te habíamos dicho, a las personas les gusta sentirse identificadas. Por eso encontrar frases positivas o con las que se sientan representados son un like seguro.
  • Tips y consejos: Que les des consejos a tu comunidad es un motivo más que suficiente para que un usuario decida seguir tu cuenta. Piensa que siempre hay algo que aportar, pues si no ¿para qué van a darte follow?
  • Imágenes de producto: Siempre es importante recordar qué damos como marca y trabajar así nuestro branding. 
  • Información sobre tu marca: Humanizar la marca es importante si queremos que los usuarios nos prefieran. Podemos contar cómo empezamos, cuántos trabajadores forman parte de nuestro equipo, etc. Esto hará que vean más allá de un logotipo. 
  • Tutoriales: Muy en la línea de tips y consejos. Hacer tutoriales enseñando algo a tus seguidores sigue reforzando la línea de contenido de valor.
  • Videos: Los videos se retienen en la cabeza más que las imágenes, por eso que este tipo de contenido sea tan importante.  
  • Test: Los test ayudan a mejorar la interacción ya que… ¿quién no quiere saber qué tipo de tarta es?
  • Encuestas: Con las encuestas consigues que las personas que te siguen sientan que forman parte de tu empresa. Preguntarles futuras acciones o cosas sobre los nuevos lanzamientos ayudará a que estos se sientan más comprometidos contigo. 
  • Presentación del equipo: Esta acción sirve tanto para que las personas externas de la empresa te valoren más como los propios trabajadores. Ver como una marca cuida a su equipo siempre hace que se sienta más afinidad con ella. 

Estos son algunos de los contenidos que puedes usar para tus redes sociales, pero hay muchos más. Lo más importante es que hagas esa investigación que te habíamos comentado y ¡que pruebes y pruebes!

Una vez hagas los contenidos y los publiques marcate unos tiempos, como por ejemplo un mes, y saca los datos de esas publicaciones. Cada mes podrás afinar tu estrategia de Social Media viendo qué contenidos están teniendo éxito y cuáles no. 

Con todos estos datos ya tienes lo necesario para desarrollar tu primera estrategia de Social Media. ¡Mucha suerte! Lo vas a petar. 

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?

Hay miles de estrategias creativas que seguir. Pero solo una es perfecta para tu proyecto y queremos encontrarla para ti.

Muchas agencias hacen marketing, pocas con tanto estilo.

Da el primer paso.